El Debate



Encontrábame, yo, viejo amante de los enclíticos, debidamente preparado y francamente entusiasmado, dispuesto a ver el último debate de las elecciones a la presidencia del #Barça.  Ron, coca cola, hielo y unas gotas de limón por un lado; unas tapitas variadas por el otro.   

De repente, como si una catástrofe bíblica hubiese caído sobre mi persona natural, física y jurídica, veo este #Tweet y la mención a los “analistas”.  En consecuencia, mientras los siempre bien ponderados y muchas veces olvidados #Paramédicos me llevaban a #Urgencias, quedé absorto en un debate interno, metafísico y ontológico, sobre si quería, o no, escuchar la previa y el post-debate, a sabiendas del infundio que, inexorablemente, sucedería.

Después de altas dosis de #Bilirrubina me dieron el alta médica.  Tranquilo, Bobby, tranquilo, me dije a mi mismo.  Igual, quizás, tal vez, a lo mejor, la trepanación no sea tan grave, por lo que con cierta precaución y reserva, púseme a ver #LaPrevia.  Madre mía…..  Mientras esperaba el regreso de la ambulancia, mi cerebro fue víctima del vergonzoso apego, devoción y adulación al ex_caudillo del Barça.  Cerré los ojos y escuché a #NikitaKruschov cambiando el destinatario de su discurso del 56, de #Stalin a #Laporta.

Quizás soy masoquista.  No hacía falta tanto tormento que pude haber evitado simplemente con apagar el dispositivo tecnológico.  Conociendo de antemano a @JVehils, miembro honorífico del #CadaquésClub e íntimo amigo de #Laporta, o al #MasterOfTheUniverse y presidente de la Penya #LasViudadDePep, es decir, @RBesaC, y como colofón, en un claro ejemplo del insulto a la inteligencia, a la nueva estrella del séquito #Laportista, @Marta_Ramon, el resultado no podía ser otro que el de la oda, la alabanza y la apología a la #Nostalgia.

El debate lo vi en #CanRuti.  Sometido a una #CamisaDeFuerza, más #Bilirrubina y la introducción intravenosa de benzodiacepinas, pude observar, por un lado, el estrepitoso y mayúsculo fracaso de @victor_font. Simple y contradictoriamente, no está preparado para batallas de pesos pesados.  También pude ver la típica chulería y altanería de @JoanLaportaFCB el #PedroNavaja de los candidatos; la nula proposición, la nada como negación del concepto de ser, como nos recordarían los filósofos griegos; el #Yoyismo (yo, yo, y más yo) como respuesta transversal a cualquier pregunta, pero siempre en un pretérito añejo y rancio.  Y, finalmente, a @tonifreixa en su línea habitual, conocedor sin competencia de todo lo que rodea al #Club, diafanidad de mensaje, propuestas concretas, y respondiendo con firmeza y superioridad a los burdos intentos de #Laporta de entrar en el mano-a-mano, al #RumbleInTheJungle donde #Laporta, como #Foreman, no pudo con el baile de pies y la velocidad de los ganchos de #Freixa.  Mihi pro minimo est, ut a vobis iudicer, se me da muy poco el ser juzgado por vosotros, podría haber dicho, como #SanPablo, Toni Freixa.

Y poca cosa más.  Porque #Debate, etimológica y epistemológicamente hablando, no hubo.  Quiero decir, no puede haber un debate sin confrontación de propuestas.  Es que, por muchos documentos de 358.021 folios que saque un candidato y el silencio absoluto, la nulidad de contenido de parte de otro, el resultado final es un exquisito monólogo dirigido a los que votamos.

Habiendo obtenido el alta médica, y aún bajo efectos alucinógenos, los siempre bien ponderados y tal que mencionaba anteriormente, es decir, los amables #Paramédicos, tuvieron el descaro de hundir en la herida y poner en la radio el #PostAnálisis de los flamantes tertulianos citados anteriormente.

Permítanme citar a #LewisCarroll: “- Pero es que a mí no me gusta tratar a gente loca – Oh, eso no lo puedes evitar. Aquí todos estamos locos. Yo estoy loco. Tú estás loca. – ¿Cómo sabes que yo estoy loca? – Tienes que estarlo, o no habrías venido aquí.”

La #Oda a #Laporta de la previa se convirtió en #LaTraviata con sus tres personajes: Ramón Besa como #Tenor; Joan Vehils como #Barítono; y Marta Ramon como #TenorBuffo.  Después de numerosos intentos (fallidos, porque si hubiesen sido efectivos no estaría yo aquí escribiendo estas líneas, ¡banda de tarados!) de suicidio ante tal bochornoso insulto a la inteligencia #Aristoteliana, es decir, la parte racional del alma humana, a los cinco minutos la ambulancia giraba en “u” y heme aquí, nueva y reiteradamente, en #CanRuti escribiendo este tweet tan absurdo como relevante en este día de #Dizque reflexión.

Poca cosa hay para reflexionar.  A estas alturas, la opción lógica, racional, está claramente definida, con el perdón de la @CCMA_cat y sus #TertulianosMercaderes; de @JuntsXCat y demás poderes fácticos, y de nuestros queridísimos #Influencers de #TwitterBarça.

Los #Socios decidirán el rumbo del Barça para los próximos años. Espero que no voten con con #PowerPoints ni con falsa #Nostalgia, sino con el conocimiento y la responsabilidad que la situación amerita.

¿Las últimas elecciones?

Por #VonMarius

Síguelo en http://@vonmarius1899


El pasado 7 de marzo de 2020 acudí al Camp Nou para presenciar el partido FC Barcelona- Real Sociedad (1-0, Messi). Si al salir del estadio me dicen que no podría volver a pisarlo en un año, me habría extrañado. Si además me hubieran sugerido que quizás era la última vez que veía jugar a Leo en directo con nuestra camiseta, ya me habría asustado. Y si encima me explican todo lo que iba a pasarnos en una semana con la pandemia, confinamiento incluido, habría entrado en pánico directamente. Si me dicen lo del burofax, tiene que venir el 112 a auxiliarme. Menudo añito…

El próximo domingo 7 de marzo volveré al Camp Nou, esta vez para elegir nuevo Presidente. No es poca cosa. Y como yo, espero que votemos presencialmente y restricciones aparte, la mayoría de los 87.479 socios que no han votado por correo (22.811), de un censo electoral de 110.290 socios. No, no es ir a ver un partido, pero me gusta. Lo disfruto; me gusta votar presencialmente. Me gusta participar en mi club. Me gusta acudir al #Templo y sentir esa sensación de que (aún) puedo decidir, no sólo pagar y consumir Barça como si fuera un producto más, sensación que cada vez se va generalizando más. Me gusta no sentirme un cliente. Me gusta disfrutar de ese privilegio que tenemos unos pocos barcelonistas en un Barça ya peligrosamente globalizado y despersonalizado.

Siempre he votado en las elecciones del Barça desde la primera vez que pude hacerlo. Curiosamente antes que en unas elecciones políticas, lo cual me hizo especial ilusión. Y también voté en las dos mociones de censura (1998 y 2008), así como en el Referéndum del Espai Barça (2014). Creo que ser socio del Barça es un honor y un privilegio, pero también una responsabilidad. E ir a votar es parte de esa responsabilidad, no sólo pagar la cuota, comprar #merchandising oficial (mercachifles no, gracias) y acudir a los partidos, (cosa “demodé”, parece). O sea, participar plenamente. Ah, no confundamos ser “participativos” con virtualizar el papel del socio, como algunos quieren. Despersonalizar según qué procesos no los convierte en “más democráticos”. Y sí, hablo del voto electrónico que algún día inevitablemente llegará. Pero aun así, ese día votaré presencialmente. Porqué me gusta vivir ese momento. O simplemente, por llevar la contraria al sistema.

En teoría los socios elegiremos Presidente para los próximos seis años. En la práctica, ya lo podéis descartar. Ni en el mejor de los sueños eso sucederá, y a los hechos me remito. Desde que los mandatos son de seis años (2010), ninguno se ha llegado a completar. Se tuvieron que adelantar unas elecciones a julio de 2015 por presiones externas y mediáticas, y estas de ahora estaban previstas para el mes de junio. Ha habido dimisiones, extrañas denuncias a la Audiencia Nacional con sindicatos ultraderechistas de la mano, mociones de censura con firmas no presentadas, mociones de censura que no han llegado a buen puerto y una que sí prosperó, (2020) pero que no se llegó a votar dadas las circunstancias, lo que constituye una mancha democrática en la historia del club (que no culpa del club, ojo). Incluso tuvimos a un expresidente en prisión más de dos años y siendo inocente de unos delitos que no había cometido, cosa que algunos celebraron y aún celebran. Da que pensar. Mucho. En una entidad con un entorno histérico y maquiavélico que no duda en que cuanto peor para el Barça, mejor para ellos, lo más lógico sería convocar elecciones cada temporada. Los estatutos aún no lo permiten. Por lo tanto, volver a los cuatro años de mandato de antaño sería lo más sensato. Y un descanso mental para todos.

En las últimas elecciones me posicioné e hice campaña por una asociación de socios del Barça. Para mí, una asociación que velara por los derechos del socio era algo importantísimo. Ingenuo de mí, me equivoqué, y es una de las cosas de las que más me arrepiento como barcelonista. Creo que el papel de cualquier asociación así no se ha de limitar a apoyar (o no) mociones de censura y posicionarse (o no) en las campañas electorales.  Seis años dan para hacer muchas cosas, por los socios y por el club. Desde fórums, debates y actos hasta controlar lo que haga el club mal (oposición constructiva) y los medios que fiscalizan al club, (importante eso) sean locales o externos. Que lo que se hable del Barça sea veraz, y dicho con respeto. Que en estas elecciones de 2021 ninguna asociación o plataforma de socios, totalmente independiente y libre no se haya presentado, da que pensar. Es una mala noticia, y demuestra que han aceptado un papel secundario, quizás fagocitadas a conveniencia por candidaturas. Vaya usted a saber…

De momento estas elecciones nos han demostrado algo: que cualquier personajillo con ansias de notoriedad puede tener su minuto de gloria a costa del club, desgraciadamente.  Y hablo de precandidatos que han destruido firmas (grabado está) o que presuntamente #mercadearon con ellas, o que incluso las duplicaron. ¿Lo peor? Que los medios les dan voz y altavoz, antes y (lo que es peor) durante el proceso electoral. Estoy en contra del sistema de avales para presentarse a Presidente del FC Barcelona, no lo veo justo, pero que cualquier payaso ávido de protagonismo pueda presentarse para dirigir el Barça y se le tome en serio, también. Que se acaben ya las charlotadas, por favor. Por el bien de todos y por seriedad democrática.

También “serán” (entrecomillo irónicamente) las elecciones de las redes sociales, de los Youtubers, de los tuitstars, de los bloggers y de los bots, y de todo ese elenco de personajes que cada día dicen ser “más del Barça que nadie” (porque hay intereses por medio, #clickbaits, camisetas falsas y mucho ego a repartir) y que curiosamente han hecho del menosprecio al socio en las redes el deporte de moda de un tiempo a esta parte. Es curioso todo lo que mueve el Barça, y cuánta gente se aprovecha de él. Daría para un libro eso. Y desgraciadamente la globalización del club es esto, gente ajena al club aprovechándose de él.  Afortunadamente, de ahí no pasan, y a la que se apaga el PC o el móvil se desvanecen. “Hablar del Barça” no es “querer al Barça”. O querer “lo mejor”. Yo respeto a cualquiera que diga ser del Barça, sea mediático o no, pero exijo el respeto recíproco. Y eso ya no sucede.

Los tres candidatos a ocupar el sillón más incómodo del planeta son Joan Laporta, Víctor Font i Toni Freixa. Alguno sale con una sustancial ventaja política y mediática en esta carrera, lo que ya nos debería poner sobre aviso sobre la imparcialidad del proceso, pero esto va así, no seamos ingenuos. Por mi parte, votaré a Freixa. Creo que por proyecto, por discurso, por barcelonismo (demostrado) y sobre todo por la experiencia acumulada, merece la oportunidad de serlo. Y alguien que estuvo con Laporta, con Rosell y con Bartomeu, y vio sus aciertos, pero sobre todo SUS ERRORES, (algunos gravísimos) no volverá a cometerlos. De los escarmentados nacen los avisados. Y eso me da cierta tranquilidad. Y alguien que desvinculado del club y de quien lo manejaba no se dedicó a hacer leña del árbol caído en los peores momentos es un plus añadido. Ha sido “Fidel al Barça”, como su eslogan electoral reza.

¿Qué pasará este domingo? ¿Quién ganará? Pues no lo sé. Por mi parte espero y deseo que Toni Freixa gane. Pero si eso no pasa, yo seguiré tan feliz y tan culé como siempre. Me pasó otras veces, y la democracia es eso, aunque luego haya gente que no acepte los resultados. Ni patalearé, ni dejaré de ser socio, ni de acudir al estadio, ni de viajar con el equipo cuando pueda y cuando esta maldita pandemia acabe, claro. Ni mucho menos desearé las derrotas del Barça, o que le vaya mal al club, como algunos hacían estos últimos años, maquiavélicamente. Ah, tampoco desearé escándalos personales ni mediáticos, esos que parece que tanto gustan a la prensa y a las redes dependiendo de quien los protagoniza. Repito: siempre desearé que el Barça gane y que le vaya bien. No soy de un presidente, un entrenador o un jugador. Soy del Barça. Incondicionalmente.

También espero que participe la gente masivamente, (en la medida de lo posible), porque quien sabe si son las últimas elecciones en las que podremos votar. Desconocemos el futuro. Desconocemos si podemos acabar siendo una SAD más, o caer en manos de inversores ajenos a la filosofía del club. No descarto nada nunca. Ojalá sigamos con el modelo social de club que tenemos. Ojalá poder volver a votar en unos años más, señal de que el Barça goza de buena salud. Espero que, como he titulado interrogativamente el artículo, no sean “las últimas elecciones”. Todas han sido importantes, pero estas, diría que muchísimo más.    Y como dijo Johan Cruyff antes de la final de Wembley en 1992  “si juegas una final de la Copa de Europa y no disfrutas, eres burro”, frase de la que acabó saliendo el famoso y tergiversado “Salid y disfrutad”, pues eso: que si el domingo hay unas elecciones del Barça y como socio, no las disfrutas, eres burro. Así que votad y disfrutad. En el fondo, siempre ganará el Barça. O sea, nosotros.

Un virus recorre el FC Barcelona: el periodismo especulativo

Existe en el periodismo deportivo un virus aún más contagioso que el propio coronavirus. Una epidemia que se extiende por las redacciones de todos los periódicos, radios, televisiones y redes sociales que se encargan de la actualidad del fútbol y especialmente del Fútbol Club Barcelona: el virus del periodismo especulativo.

Un virus que no solo ha contagiado a las principales voces y plumas de la prensa deportiva, sino que se está consolidando fuerte también en el entorno blaugrana. Este periodismo especulativo no es otro que aquel que basa sus verdades en sencillos y absolutos rumores. Y ya no solo rumores de primera mano, que a lo mejor llegan de fuentes fiables a quienes se les puede dar el beneficio de la duda. Si no, sobre todo, especulaciones sin ningún tipo de fundamento, destinadas únicamente a tratar de crear un frágil suelo de cristal bajo los pies del Barça.

Un tipo de periodismo que se olvida de una de las claves de las máximas del código deontológico de cualquier buen reportero: no todo lo que no es mentira es una verdad. Un tipo de periodismo que responde a este sistema informativo contaminado, en el que vale más un clic que una información veraz y confiable. Basta con ver, por ejemplo, ciertas cuentas de Twitter con miles de seguidores -sin duda patrocinadas por manos obscuras- metiendo, día sí, día también, basura contra el Barça bajo un supuesto ánimo de procurar lo mejor para el Club y con una liturgia ampliamente repetida: Cruyffismo, ADN, Estilo, Pep y un largo etcétera. 

Día tras día nos llegan los mismos tipos de mensajes a través de las redes sociales, de los titulares, de las tertulias deportivas. Mensajes precedidos siempre por los altisonantes “ÚLTIMA HORA” o “EXCLUSIVA”, términos que se han vaciado tanto de su contenido que realmente, hoy en día, ya no significan nada. Miremos sino el ejemplo de lo que está pasando ahora mismo con el caso de Ousmane Dembélé, a quien medios como Mundo Deportivo o el Sport ya sitúan fuera del Barcelona, ya que, aseguran, el Manchester United estaría ultimando su fichaje.

Es cierto que el francés ha sufrido altibajos en los años que lleva en el club y que todo apunta, como pudimos ver en el último encuentro del Barça ante el Celta, que Ronald Koeman apostará antes por piezas como Pedri y Trincão antes que por Dembélé. Pero de ahí a afirmar que el club inglés lo tendría ya hecho y sacarlo cada día en portada o bombardear por redes sociales con el tema hay un trecho. El club blaugrana de hecho ha salido a desmentirlo, pero… ¡¿qué más da?! Es igual si Dembéle no se marcha nunca, es igual si Memphis Depay se queda en Lyon, es irrelevante si Messi se va al City de Guardiola o a Newell’s. Da igual porque ninguno de esos periodistas que suelta con tanta tranquilidad esas “exclusivas” tendrá que rendir cuenta luego de los errores que cometió o, más bien, de las mentiras que propagó, seguramente con un claro objetivo.

Decía hace poco el periodista tarraconense Frederic Porta en el podcast “Mi Fútbol”, que hay dos maneras de estar en el barcelonismo: sirviendo al Barça o sirviéndote del Barça. La mayoría de periodistas e influencers entrarían en este último cajón, en el de aquellas personas que se sirven del club para sus intereses personales, ganando visibilidad y followers a base de enfangar el entorno blaugrana en discusiones absurdas sobre noticias que no tienen ningún fundamento en la realidad, que no llegan a ningún lado porque no parten de ningún lugar. Palabras escritas sobre el vacío, que buscan distraer al culer creando, sin pudor alguno, supuestos problemas de esta institución que lleva el nombre de la ciudad que lleva el nombre de nuestro club, como diría Núñez en una de sus frases célebres. Estos personajes, con la ayuda de miles de trolls que replican sus vergüenzas, van generando zombis en lugar de aficionados. Ya no razonan, no piensan, no disciernen… Simplemente validan los mensajes de sus amos como si fueran las tablas del bíblico Moisés.

Y lo curioso es que este tipo de periodistas no se encuentran solo en uno de los “bandos filosóficos” enfrentados en el barcelonismo (nuñismo contra cruyffismolaportismo vs bartomeurosellismo… como se les quiera llamar). Tanto los Gerard Romero o David Bernabeu, como los Carles Fité y Joan Maria Pou, (por no hablar de los Edu Aguirre y toda la banda del Chiringuito), así como las famosas cuentas de Twitter que todos conocemos, esos entrenadores tuiteros que hacen absurdos análisis y recomendaciones como si jugar al fútbol en un terreno de juego fuese igual que jugar en una Play Station, caen en este juego interesado del periodismo especulativo. Los conocemos todos: @Agente_FCB, @elsenyoramon, @eldeu, @botdecensura, @INIE8TAZO, @DuchMarc, @Messiatico @IniestismxFCB y muchos otros gurús apocalípticos.

Su objetivo es claro: generar polémicas donde no las hay, hacer creer al aficionado que el vestuario está enfrentado,  hacer sangre con Messi, Coutinho o Griezmann,  soterrar a entrenadores como Ernesto Valverde cuando tenía al equipo en la cima de la liga y ridiculizar luego a un Quique Setién que no tenía la culpa de haber sido escogido para liderar a un equipo sin ganas, desmembrado, desmotivado y perjudicado por un VAR que cada día nos deja más perplejos, en medio de una pandemia mundial.

Pero esta polémica y este ambiente nocivo generado por las pseudocrónicas y pseudoexclusivas de este grupo de periodistas e influencers tóxicos no solo afecta al club, a los jugadores y a los aficionados; también, al mismo tiempo, los mantiene en la palestra, les da visibilidad, consigue que la gente hable de sus mentiras y falsedades, para que el soci y el culer de calle no pueda pararse a pensar en los temas que deberían preocuparnos: los candidatos para las próximas elecciones y sus proyectos, la Misión y Visión del Club para el próximo decenio, el posicionamiento del Club ante situaciones como el VAR y los organismos rectores del fútbol como la UEFA, etc.

Estos temas se pierden en el torrente de exclusivas y rumores que se nos avalanchan día a día en Twitter, Facebook y los titulares de los medios. Y es un mal que no solo lo producen los periodistas de profesión, sino también los “tertulianos”, esa figura aún más nociva para la buena información, creada por la mayor precarización del periodismo en la historia. Una figura creada solo para no tener que pagar a analistas de verdad y seguir alimentando las barrigas de aquellos que desde hace años que se vienen lucrando del club. Miremos sino las desafortunadas y rastreras críticas del exagente Josep María Minguella a la familia de la nueva joya del equipo, Ansu Fati. ¿Qué necesidad hay de explicar esas intimidades? ¿Por qué alguien diría semejantes barbaridades, al mismo tiempo que el chaval está siendo una de las grandes alegrías ahora mismo en el entorno blaugrana? Ese afán por enmierdar el ambiente solo responde al deseo de estos personajes de ser los protagonistas del show, de que se hable de ellos. Como diría el siempre elocuente Mariano Rajoy: “Cuanto peor, mejor para todos y cuanto peor para todos mejor, mejor para mí el suyo beneficio político”.

¿Cómo afecta todo este show mediático al club, a los aficionados y a la familia blaugrana del mundo entero? Todo este periodismo especulativo y sus derivadas tertulianas han convertido al FC Barcelona en el único club del mundo al que hasta el último detalle es criticado, incluso cuando se gana. Si Koeman -azotado desde el primer día por uno de los más mediáticos candidatos- decide incluir en el once inicial a un jugador, mal; si decide introducir a otro jugador, mal; si se gana por 5-0 pero no se obtiene un 99% de posesión, mal.  Y así todo.  El arte de criticar por criticar, para ganarse likes y seguidores… No dudemos que una de las razones que evidentemente empujaron a Messi a querer irse del Barça fue también este ambiente tóxico y nocivo que ha creado la prensa deportiva alrededor del club (el mismo que también rodea la selección argentina)… no es casualidad que la decisión de quedarse en el club la haya comunicado a un medio como Goal y no a las “grandes cabeceras” del barcelonismo, como Mundo Deportivo o Sport. Algo habrá ahí detrás, algún mensaje estará enviando el capitán al periodismo deportivo catalán… aunque decirlo así, suena un poco a periodismo especulativo, precisamente.

La increíble y triste historia del Barça y sus abuelas desalmadas

Este artículo toma prestado su título del libro del gran Gabriel García Márquez: “La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada”. La historia, en resumen, cuenta la suerte de la pobre Eréndira, que no sólo es esclavizada por su desalmada abuela, sino que también la obliga a prostituirse.

Tras la supuestamente exitosa moción de censura (20.687 firmas), las tres abuelas desalmadas, Víctor Font, Lluis Fernandez Alá y Jordi Farré, han logrado convertir el realismo mágico de García Márquez en un realismo, legítimo, pero sin sentido: forzar un referéndum a un presidente y una junta que tiene fecha de caducidad, liberándolos, además, de no ser responsables del cierre del presente ejercicio. ¡Brillante!

La pobre Eréndida (es decir, el Barça) sigue siendo esclavizada, no sólo por el #Entorn, sino también por las tres abuelas, (es decir, los precandidatos) que en una estrategia orquestada han logrado sus propósitos: desestabilizar -aún más- al Club, utilizar la moción para sus fines electorales, obtener una base de datos de socios y, por último, hacer los que han hecho siempre: prostituir al Barça.

Esa estrategia filibustera, básica, demagoga e irracional, ha venido acompañada por una horda en las redes sociales absolutamente necesaria para cumplir sus objetivos. Hemos visto, con perplejidad, la bajeza moral que los define: ejemplos de intentos de compra de votos, insultos, burlas a los socios de la tercera edad… Las hienas al servicio de las abuelas desalmadas no han perdido un solo instante en desatar una especie de guerra psicológica apocalíptica. Su escasa capacidad mental les impide discernir que no votar a favor de la moción no equivale, ni mucho menos, a defender la figura del presidente Bartomeu. Menos mal que la realidad, mágica o lógica, dista mucho de lo que artificialmente se percibe en las redes sociales.

Volvamos a la moción y a su supuesto éxito. El Barça tiene aproximadamente 153.458 Socios. La cifra anterior, a efectos de la moción, es irrelevante. Los Estatutos del club (ese documento que el Sr. Víctor Font denominó “tecnicismo” en un programa televisivo), en su artículo 55.2 define el porcentaje de socios que reúnen las condiciones necesarias para ser electores, remitiendo, a la vez, al artículo 41 que detalla las condiciones necesarias para ser elector. El mismo artículo 55.2 aclara que el censo electoral se cerrará el día de la presentación de la moción. El último dato que el Síndic dels Socis aportó, con fecha 22 de Julio del 2020, ascendió a 109.790 socios y socias con derecho a ser electores. En otras palabras, si la participación fuera del 100%, se requerirían 73.194 votos a favor para la destitución del presidente Bartomeu.

La moción alcanzó un total de 20.687 firmas. Vamos a asumir que el 100% de las firmas son válidas y cumplen los requisitos establecidos en el artículo 41 de los Estatutos. Una aritmética simple nos arroja que el total de firmas representa un 18,8% del censo. Pero para “castigar” un poco el análisis, vamos a asumir el efecto pandemia, Camp Nou cerrado al público, etc. Multipliquemos el número de firmas por un factor de 2: tendríamos 41.374 votos válidos, lejos del 66% requerido. Castiguemos aún más el análisis, multiplicando las firmas por un factor de 3, es decir, que en el referéndum de la moción llegasen a votar el triple de las firmas recogidas: 62.061. Siguen sin llegar a las dos terceras partes de los votos requeridos.

Ahora bien, el análisis anterior presume una participación del 100% de los socios, algo muy poco probable. En las elecciones del 2015 la participación fue del 43,12%. Creo que parecería realista pensar que, dada la moción y la nefasta gestión del presidente Bartomeu, la participación podría ser igual o superior a un 50%. Aún así, se requerirían poco menos del doble de votos que firmas recogidas. El éxito o fracaso del referéndum estará directamente ligado al nivel de participación de los Socios. Para lograr su objetivo, la cabeza de Bartomeu colgada en la Plaça Catalunya, el robespierrerismo del entorno y sus abuelas desalmadas van a necesitar algo más que un elefante: ¡Requerirán un Tiranosaurio Rex!

Yo no veo el gran éxito de la moción. Sin duda alguna ha sido uno de los peores años de la historia reciente del Barça. Todo inicia con la increíble destitución de Valverde yendo primeros en la clasificación, la contratación del gran Setien para volver al #Cruyffismo, al #Estil y al #ADN que concluyó con la pérdida de la Liga y el bochornoso fracaso en la Champions; y el “burro-fax” de Messi. Pero eso no bastó: las abuelas tenían un escenario perfecto para destrozar a la pobre Eréndida. ¡Ah¡¿Y cómo olvidar el timing del comunicado de Quique Setien, pocas horas después de la presentación de las firmas? Casualidades de la vida.

“Moción transversal”, la llamaban. Pues no mucho… Agustí Benedito no se unió al grupo. No tanto por no compartir sus ideales, como porque blindaría a Bartomeu de una posible Acción de Responsabilidad sobre las cuentas.

Joan Laporta, mucho más avispado y audaz que las abuelas, firmó la moción pero se cuidó mucho de no salir en esa “photo-op” tan deseada por Víctor Font, Lluis Fernandez Alá y Jordi Farré. Para Laporta es un win-win: firmó la moción, pero no fue colíder. No se unió al tridente de abuelas desalmadas, quizás previendo su inexorable fracaso. Solo Toni Freixa ha mostrado sensatez y cordura, anunciando que no hará oposición ni campaña hasta que corresponda según el calendario electoral.

Como he expresado antes, existe, sin embargo, un gran logro en la moción: la desestabilización del Club. Koeman y Saras deben estar alucinando con lo que está pasando, sobretodo cuando una de las principales abuelas desalmadas expresó que, en caso de ganar las elecciones, no contaría con el entrenador de la sección de fútbol. Supongo que pensará lo mismo de Saras, debe estar buscando al Xavi del básquet.

No se habla de las secciones, ni de la ilusión que provoca tanto el equipo de fútbol como el de baloncesto, por no hablar del recién triunfo del de balonmano. Ninguna referencia a los partidos amistosos, ni a la final de la Supercopa de Basket, ni a la celebración del cumpleaños de nuestro eterno Tito, ni tan siquiera a los 20 años de Messi con el Barça.

¿Saben por qué? Es bastante sencillo: porque no les concierne. Sus egos e intereses personales están siempre por encima de los intereses del Club. El Barça, como la pobre Eréndida, es la Luperca que amamanta al terrible #Entorn. Sí, el mismo que Johan Cruyff tanto detestaba.

El Barça del 2-8

Disclaimer:

No voté por Bartomeu

Nunca me gustó Valverde

No pretendo hacer un análisis académico

LO MACRO

En el Barça en particular y en La Liga en general, los clubs son presidencialistas.  Esto hace que sean desmesuradamente activos justamente donde menos deben serlo: la gestión deportiva.  Por lo tanto, prevalece en ellos el deseo de conformar una Junta Directiva con gente “de confianza” y no con gente que sobresalga en sus respectivos ámbitos.  Es un error.  

Desde un punto de vista de la teoría del “management” y de la gobernanza, no es sólo saludable sino casi obligatorio la existencia de puntos de vista diferentes al del presidente de turno, incluso como mecanismo interno de control.  No se debe confundir a lealtad con la sumisión.

Tenemos muchos ejemplos, pero creo que basta con mencionar dos:  Gaspart con la huida de Figo y Bartomeu con la marcha de Neymar.  El costo de los fichajes, el inmenso pasivo laboral y masa salarial, han generado una bola de nieve que se va haciendo más grande y que es insostenible. La herencia financiera que Bartomeu deja a su sucesor  -y el enorme problema de reconducir la situación mediante negociaciones con los jugadores-  es canallesca.  El presidencialismo…

Un presidente del Barça (o un candidato) debe definir la Misión, Visión y Valores que desea para el Club y concretar las grandes líneas estratégicas para hacerlas operativas.  Es decir, su política de Club.

Y es aquí donde Bartomeu ha fallado.  No tengo duda alguna que, al igual que todos los presidentes que ha tenido el Club, sus intenciones eran buenas.  Pero esta tradición crónica del “presidencialismo” lo ha condenado, inexorablemente, al fracaso, más allá de los trofeos y campeonatos puntuales que el Club haya obtenido.

Los vampiros del entorno claman y lloran en el muro de los lamentos para que dimita y/o adelante elecciones.  Yo creo que es un error.  El Club y los eventuales candidatos necesitan tiempo para afinar sus propuestas y no volver a caer en los errores de siempre.  Además, el nuevo presidente se encontraría con una serie de dificultades que no serían de su responsabilidad.  El responsable es Bartomeu y debe finalizar su mandato corrigiendo sus errores.  

La primera medida de corrección debe ser el cambio inmediato de entrenador.  Ahora bien, ¿a quién traemos?  Con el panorama actual, ¿quién es el valiente que se atrevería, ahora mismo, a coger las riendas del equipo?  ¿quién vendría y se sentiría legitimado sabiendo que próximamente habrá elecciones?

Si yo fuera Bartomeu, explicaría muy claramente que éste será un año de transición.  Con dibujitos, si hace falta. Así de claro y así de honesto.  Y mi apuesta de entrenador sería alguien de la casa.  El candidato ideal sería García Pimienta, pero creo le haríamos un flaco favor en su carrera deportiva si tras las elecciones le echaran. 

LO MESO

Es aquí donde se hacen operativas las grandes líneas estratégicas que se traducen, básicamente, en la estructura organizativa y el modelo de gestión del Club.  Así como el Barça ejerce un liderazgo mundial en sectores como el de marketing o tecnología, y grandes éxitos en las diferentes secciones del Club (único en el mundo), el evidente desastre con relación al equipo de Fútbol ha sido la gestión deportiva.  Cuando has tenido 5 Directores Deportivos con perfiles tan dispares como Zubizarreta, Robert, Segura, Abidal y entiendo que también Kluivert, decisiones, todas ellas, del presidente, es innegable que algo no está bien.  

He mencionado al inicio que ni voté por Bartomeu y que nunca me gustó Valverde. Sin embargo, no los he crucificado como muchos #pseudoculers y #neoculers (la inmensa mayoría no son socios) mientras los campeonatos estaban activos. Cuanto tu equipo, tu Club juega, es obligación moral apoyarlos. Por supuesto que se puede opinar, plantear opciones constructivas, faltaría más, pero nunca desde una pluma periodística tóxica o un teclado venenoso que solo busca generar lo que curiosamente el gurú Cruyff tanto detestaba: el (auto) destructivo entorno.

No puedo escribir suficientemente la importancia que, en mi opinión, tiene el Director Deportivo.  El fútbol ha cambiado tanto en estos últimos años que resulta bochornoso (más que el 8-2) que no nos hayamos dado cuenta.  Bueno, que no se hayan dado cuenta los responsables del Club.  La velocidad, la movilidad, la intensidad, la presión del contrario, el ritmo de juego, la importancia de los laterales y los interiores, por señalar algunos aspectos, ridiculizan a los nostálgicos del tiki-taka (maravilloso, sí, pero irrepetible).

El Director Deportivo, debe ser capaz de visualizar y/o diseñar a corto, mediano y largo plazo las inevitables nuevas tendencias de esquemas y planteamientos tácticos y recomendar entrenadores y jugadores capaces de llevar a cabo ese “nuevo” fútbol.  Pretender hacer lo mismo que ha fracasado y esperar resultados positivos es francamente estúpido.  La defensa talibana al “ADN”, el tener la bendita posesión (¡en tu campo!), el inamovible 4-3-3 y similares no tiene cabida en el futuro inmediato.  Como bien lo definió mi estimado @Joanmiro10 hemos sido esclavos  -por el nefasto entorno que además ha sido asumido por Bartomeu y algunos de los actuales precandidatos-  de un sistema previsible, aburrido, anticuado, repetitivo… ¿Pero que no veis que el fútbol va en otra dirección?

En un proceso normal, prevalecería la elección del Director Deportivo sobre la elección del Entrenador.  Lamentablemente no estamos en una situación normal.  Por eso, para mi, la fórmula ganadora y la que tendrá mi voto, no será aquella que prometa a X o Y jugador, sino quien me dijera a quién traería como Director Deportivo.  Y luego que me explicara cómo la visión del Director Deportivo se traduce en la elección del Entrenador.   Mi apuesta preferida, para cualquiera de los dos cargos, es #Koeman.

LO MICRO

El problema, deportivamente hablando, de la plantilla del Barça.  El 8-2 del Bayern cristalizó todas nuestras debilidades, pero su origen viene desde antes.  Probablemente cuando el gran #LuisEnrique renunció: media de edad alta; poca ambición tras haberlo ganado todo; estado físico deplorable; falta de ritmo como decía el gran #VanGaal, de velocidad….

Muchos jugadores deben marchar.  Sí, pero por la puerta grande, histórico defecto del Club.  Me resulta oportunista publicar nombres, sobretodo cuando no estás en el día a día, en los entrenamientos… Pero no creo equivocarme al decir que, si los socios hiciéramos un referéndum, habría bastante consenso.

Bajo la premisa anteriormente citada que la nueva temporada debe ser de transición, y que la situación económica del Club debe estar para un menú de 10 Euros, esta es la oportunidad de hacer una mezcla de jugadores “viejos” con jugadores “jóvenes”.  ¿Quién es el reemplazo de Semedo?  ¿Wagué?  Pues venga, a darle minutos.  ¿Quién es el reemplazo de Alba?  ¿Miranda?  Pues lo mismo.  Sigo sin entender ni deportiva ni económicamente el caso de Cucurella, pero admito que no soy objetivo. De Jong debe jugar, de inicio, por Busquets.  Necesitamos equilibrio en el medio del campo, y creo que no debe ser Vidal. Pjanic por supuesto. Y tenemos a Riqui, Trincao, Pedri, Collado, y otros cedidos, algunos de ellos que pueden/deben ser “reconducidos”…

En la delantera tenemos que confiar en Ansu y Dembélé en ambas bandas.  Y Messi.  Bendito problema.  Queramos o no, se tiene que hablar con él.  Quizás este sea el único motivo para adelantar elecciones, porque se necesita un interlocutor válido y efectivo.  Messi debería seguir en el Barça.  Otra cosa es el cómo y bajo qué esquema.  FIN.

Carta que me manda Josep M. Bartomeu

barcelona-fc

PARLAMENT DEL PRESIDENT
BALANÇ TEMPORADA 13-14

Benvolguts socis,

La temporada 2013/14 ha estat plena de contrastos. Una temporada marcada per una sèrie d’esdeveniments negatius, molts d’aquests no esportius, i alguns dels quals mai podrem oblidar. Una sèrie de fets que, per la seva coincidència en el temps, han complicat la gestió de la Junta Directiva que tinc l’honor de presidir.

En pocs mesos, s’han acumulat fets i situacions que han posat a prova la nostra institució: la marxa del president Sandro Rosell, els casos judicials de Messi i Neymar, la sanció de la FIFA, cautelarment posposada, la cruel lesió de Víctor Valdés i l’adéu del capità Carles Puyol, entre d’altres. I per acabar, la pitjor de totes les notícies, la mort de Tito Vilanova, una pèrdua irreparable que va unir tots els barcelonistes.

Si el FC Barcelona ha estat capaç de superar tots aquests cúmuls de situacions negatives en pocs mesos, estem convençuts que ha estat possible gràcies a la maduresa de la institució i a l’extraordinària força de la seva massa social. Sens dubte, el Barça és avui molt més fort que abans.

Els resultats esportius de la temporada han estat molt brillants a les seccions, que han sumat 14 títols; la millor xifra de títols dels últims anys. El darrer, la Lliga ACB guanyada davant del Reial Madrid amb el suport del Palau. I també cal destacar el Barça B, el Juvenil i el futbol formatiu, que ha signat la millor temporada de la història. Però la temporada està marcada perquè el primer equip de futbol no va obtenir els resultats desitjats malgrat lluitar-los fins al final.

La Junta Directiva és conscient que ni els èxits esportius ni la salut econòmica són suficients per fer del Barça una institució modèlica. Per això, necessitem una massa social satisfeta, forta, orgullosa de ser del Barça i del que representa, però sobretot, que sent que el Club és dels socis, i que aquests se senten a prop, senten que se’ls escolta, que se’ls fa partícips de les grans decisions que afecten el nostre futur i que poden prendre part activament en la vida de la institució.

El Club gaudeix d’una extraordinària salut social, amb 153.458 socis, 1.267 penyes i 130 milions de seguidors a les xarxes socials. Una gran prova d’aquesta força social va ser l’aprovació massiva en referèndum del Nou Espai Barça. El ’Nou Espai Barça’ es convertirà en la base del barcelonisme per als propers 50 anys, a més de fer créixer el nostre patrimoni.

La culminació de l’actualització del cens de socis i la reforma dels nostres Estatuts han aportat modernitat i reforcen la nostra singularitat com a club.

Estem sanejant el Club, reduint el deute, hem consolidat per tercer exercici consecutiu els beneficis i hem aconseguit uns ingressos rècord gràcies al fet que la marca Barça té un potencial extraordinari.

Volem mirar endavant i afrontem amb il·lusió el que volem aconseguir en els dos propers anys. Tenim un full de ruta perfectament definit.

En primer lloc, millorarem la competitivitat de totes les seccions, començant pel primer equip de futbol. Volem optar a guanyar un altre cop totes les competicions en què participem. Portar Luis Enrique és una demostració del que esperem de l’equip aquest any: mantenir l’estil Barça i reforçar la nostra capacitat competitiva i de lluita. I ho farem sense alguns dels jugadors emblemàtics, que per diferents raons ens han deixat aquest any. És llei de vida.

Se’n van uns i vénen uns altres. Portarem jugadors que s’adaptin a la nostra filosofia i que ens aportin coses noves. Ja en coneixeu alguns, i no puc dir els que vindran per raons estratègiques de mercat, però de ben segur que il·lusionaran els barcelonistes. I comptem amb Messi, Neymar i Iniesta, els millors jugadors del món, que encapçalen una columna vertebral de jugadors única i molt sòlida.

En segon lloc, seguirem reforçant la nostra vocació social, oferint més i millors serveis als nostres socis. Seguirem consolidant l’accessibilitat com un dels pilars del Club, entenent l’accessibilitat com l’obertura del Club a tothom, independentment de les seves capacitats o condicions. Per això dotarem de més recursos la nostra Oficina d’Atenció Especialitzada, com a entitat vertebradora i impulsora de l’accessibilitat a l’Entitat. També volem completar el projecte ‘Penyes Segle XXI’, iniciat l’any 2010, i que té com a objectiu seguir elevant la marca penya.

En tercer lloc, iniciarem el compliment del Projecte ‘Nou Espai Barça’, àmpliament acceptat pels socis, amb tots els mitjans necessaris.

En quart lloc, continuarem amb l’estratègia econòmica portada en els darrers anys i que ens ha situat en una posició financera i patrimonial sòlida. Per a l’obtenció de nous recursos seguirem potenciant globalment les àrees de màrqueting i comercial.

En cinquè lloc, davant dels nous reptes, estem reforçant la nostra capacitat executiva per fer encara més eficient la gestió professional del Club.

En sisè lloc, intensificarem la nostra presència en els organismes federatius, nacionals i internacionals, per defensar de manera més efectiva els drets i la imatge del nostre Club.

En setè lloc, seguirem desenvolupant les accions globals de la nostra Fundació. Una entitat que transmet valors a través de l’esport. De les seves accions avui ja es beneficien 400.000 nens i nenes, en 46 països, en 4 continents diferents.

Aquests són els eixos que ens serviran per marcar el camí que hem de seguir. Fa pocs dies, en una reunió amb el Senat del Barça, els socis més antics del Club, vaig dir que el nostre no seria un lideratge cridaner. El nostre és i serà un lideratge ferm i assenyat.

Vull transformar el Barça. Vull fer-lo més efectiu. I per això vull millorar les àrees esportives, directives i executives.

Socis del FC Barcelona, deixem enrere una etapa sabent el que cal millorar i disposats a encarar el futur amb fermesa i seny, posant les eines necessàries per millorar la gestió de l’Entitat i afrontar els reptes esportius, econòmics, socials i patrimonials que han de garantir que el Barça continuï sent el millor club del món.

Visca el Barça!

Barcelona, 2 de juliol del 2014

Mourinho: El Mito del Entrenador Paranoico y Narcisista

Los Hechos

La Liga de Foot Ball profesional de España la juegan 20 equipos entre septiembre y mayo con 39 partidos en un esquema de todos contra todos. Los cuatro primeros equipos son calificados para jugar la “Champions” entre los campeones del continente europeo. Los equipos ubicados en los últimos cuatro lugares suelen descender a la segunda división, siendo sus puestos ocupados por los primeros cuatro equipos de dicha división.

La Liga “2010-2011” está por terminar quedando pendientes por jugar solamente 4 partidos. A la fecha, El FC Barcelona lidera la clasificación con 8 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado (Real Madrid), y 25 puntos de ventaja sobre el tercero (Valencia). Si como todo parece la liga la gana el Barça, será la tercera liga consecutiva ganada por Guardiola en el Barça demostrando la clara hegemonía en el foot ball español.

El Barça es entrenado por Josep Guardiola – – joven entrenador catalán y ex jugador del Barça – – que en su corta historia como entrenador – – tres años – -, ha ganado una “Champion” y va en búsqueda de su segunda siempre con su Barça. El Barça tiene entre sus filas al mejor jugador del mundo – -el argentino Leonel Messi – – formado en la cantera del Barça, la famosa “Masía”. De los veinte jugadores convocados para el último partido de Champion, catorce eran producto de la escuela catalana (la Masía).

El Real Madrid es entrenado por José Mourinho – – entrenador portugués que sus doce años como entrenador ha ganado dos “Champions”, una con el Oporto y otra con el Inter de Milán.  El Madrid tiene en sus filas al jugador mejor pagado del mundo del foot ball (el portugués Cristiano Ronaldo).  De los veinte jugadores convocados para el último partido de Champion, solamente dos eran producto de su propia formación.

La “Champions” (competición organizada por la máxima autoridad de foot ball de Europa: la UEFA) ya tiene finalistas para este año: El FC Barcelona y el Manchester United que jugarán la final a partido único en Londres en el estadio de Wembley el 28 de mayo próximo.

Para llegar a dicha final, el Barça eliminó al Real Madrid en dos partidos con un resultado global de 3 a 1, y, el Manchester hizo lo mismo con el Shalke 04 alemán con un resultado global de 6 a 1.

Los partidos Barça-Madrid  estuvieron envueltos en un entorno de máxima rivalidad, con fuertes polémicas extradeportivas, sobresaliendo negativamente el entrenador del Real Madrid, José Mourinho, que reiteró que él era motivo de una conspiración entre la UEFA, ARBITROS, UNICEF y el BARÇA.  Criticó duramente a dichas instituciones y  nunca – – en las ruedas de prensa – – habló de los partidos, ni del foot ball que practicaron, ni de su equipo, sino que siempre habló de ÉL y de la conspiración de los diversos estamentos del foot ball en su contra.  Los dos partidos Barça-Madrid fueron arbitrados por árbitros alemanes y belgas.

El Madrid cometió 31 faltas (cifra que es un record negativo en la UEFA) siendo que de dichas faltas, 11 fueron contra Messi.

La UEFA abrió expediente disciplinario a Mourinho por sus declaraciones y faltas al juego limpio (fair play).  De esta forma, Mourinho ostentaría el record negativo de haber sido sancionado por el Comité Disciplinario de la UEFA en dos ocasiones esta temporada.

La  Paranoia

En la clasificación internacional de enfermedades (Organización Mundial de la Salud), la paranoia está incluida en su apartado de psiquiatría, dentro de los “Trastornos de Ideas Delirantes”. La paranoia se caracteriza por la presencia de delirios de distinta índole (grandeza, perjuicio, enfermedad, etc). Las creencias delirantes se mantienen firmes y no es posible rebatirlas con argumentaciones lógicas o razonadas. El paranoico presenta delirios bien estructurados a través de los cuales se siente víctima de las acciones de una o varias personas y/o de instituciones que actúan en su contra con ánimo de perjudicarlo presentando argumentos comprensibles pero no ajustados a la realidad, con los cuales pretende justificar su delirio.

El paranoico presenta sensaciones angustiantes como la de estar siendo perseguido por fuerzas incontrolables (manía persecutoria), o ser el elegido para una alta misión como la de salvar el mundo (delirio de grandeza).

El psiquiatra español Enrique González Duro en su libro “Paranoia” afirma que los factores desencadenantes de esta enfermedad se encuentran muy activos en individuos que poseen un acusado narcisismo y que se han visto expuestos a fuertes frustaciones.  El pensamiento paranoide es rígido e incorregible. N o tiene en cuenta las razones contrarias y solo recoge datos o signos que le confirman el prejuicio para convertirlo en convicción.

El  Etnocentrismo

El etnocentrismo cultural se basa en la creencia de que nuestras propias pautas de conducta son siempre naturales, mejores, buenas, hermosas o importantes. Se aprecia cuando miembros de una sociedad sobre valoran sus conductas y su cultura creyéndola superior a la de los demás. Es un patrón cultural que hace feliz a quien lo experimenta por que lo hace sentirse superior. El etnocentrismo existe en todos los individuos, pero dentro de un equilibrio marcado por otros patrones culturales como el relativismo y la dinámica cultural.

El  Narcisismo

El Narcisismo es una alusión al mito de Narciso que representa el amor a la imagen de sí mismo. Puede manifestarse en una forma patológica extrema expresada como un desorden de la personalidad en el que el paciente sobreestima sus habilidades y tiene una necesidad excesiva de admiración y afirmación a sí mismo.  En su uso coloquial presenta un enamoramiento de sí mismo o vanidad basada en su ego. En psicología se considera que el narcisismo patológico coincide con autoestima baja o errónea.

Las personas narcisistas poseen una autoestima muy vulnerable siendo muy sensibles a la crítica, que pueden llegar a obsesionarles y hacer que se sientan fuerte e injustamente atacados. Sus relaciones sociales se van  deteriorando como consecuencia de su pretenciosidad y necesidad constante de admiración.

El mito de Narciso es relatado por Ovidio en su libro metamorfosis. Comienza en la gestación de Narciso que es fruto de la violencia sexual. Narciso era hijo del “dios río” Céfiso que raptó y violó a la néyade  Liriope engendrando un joven de gran belleza. Su madre al nacer Narciso, acudió al adivino Tiresias para que le dijera si su hijo viviría muchos años.  La respuesta fue: vivirá muchos años si no se ve a sí mismo. Las néyades eran ninfas de las aguas dulces.

Narciso andaba por los bosques y llegó a una laguna de aguas claras que jamás habían sido enturbiadas ni por el cieno ni por los hocicos del ganado. Narciso se acercó para beber. Lo primero que vio fue su propia imagen reflejada en las limpias aguas y creyó que aquel hermoso rostro que contemplaba era el de un ser real ajeno a sí mismo. Narciso se enamoró de él mismo y ya no le importó nada más que su imagen. Tanto se contemplaba que poco a poco fue tomando los colores de los árboles transformándose en una flor que al borde de las aguas seguía contemplándose en el espejo del lago.

Mourinho tiene personalidad paranoica?

Creemos que SI.

Posee ideas persecutorias.

Es intolerable a la crítica con marcada desconfianza a otros.

Repite temas subrayando palabras consideradas claves.

Se mantiene firme en su postura justificando sus errores.

Presenta memoria selectiva: menciona solo aspectos que considera que le favorecen.

Posee humor sarcástico y ofensivo a sus opositores.

Mourinho tiene personalidad etnocéntrica?

 

Creemos que SI.

Suele hablar solo positivamente de ÉL.

Centra su discurso en sus hazañas.

Se considera superior a los otros.

Es la típica persona tipo “Yo  Yo”  que quiere ser el niño en el bautizo, el novio en la boda y el muerto en el entierro.

Mourinho tiene personalidad narcisista?

Creemos que SI.

Sobre valora sus habilidades.

Siente una profunda admiración por ÉL mismo.

Es enormemente vanidoso.

No acepta la crítica en su contra.


PAREN AL BARÇA. Por lo Civil o por lo Criminal.

 

El Entorno del fútbol de España

 

Hace algunos meses, el Director de un periódico deportivo de Madrid denominado “Marca” – – de amplio tiraje en las regiones de Castilla, y otras regiones aledañas – -, expresó por escrito  y en video público que “había que parar al Barça y específicamente a Messi, ya sea por lo civil o por lo criminal”.

 

La vía “criminal” ya se ha realizado con mayor o menor éxito: hace aproximadamente dos meses el defensa del Atlético de Madrid Ujfalusi “cazó” a Messi lesionándolo por dos semanas, aunque no impidió la victoria del Barça.

 

En el partido Barça-Real Madrid del 29 de noviembre recién pasado, el defensa del Real Madrid Sergio Ramos “cazó” a Messi, manteniéndolo cuatro días sin entrenar con una fuerte contusión, aun que tampoco impidiera la victoria del Barça ( 5 a 0 ).

 

La “vía civil” se realiza continua y colateralmente en cada jornada de la liga de fútbol. Esta vía se realiza por los distintos estamentos que gobiernan este deporte en España. De hecho, las oficinas del gobierno futbolístico tienen como sede la ciudad de Madrid, y entre sus representantes siempre ha habido y hay, ex jugadores del Real Madrid como actualmente Del Bosque y el jugador mas sucio en la historia del fútbol español, Fernando Hierro (hasta ahora ningún ex jugador del Barça forma parte de estos estamentos).

 

Dentro de estos estamentos están la Federación Española de Fútbol, La Liga Profesional de Fútbol y el Colegio de Árbitros de España. En cada jornada se critica cualquier decisión del Barça y se emiten fuertes orientaciones destinadas a sancionar más al Barça que al Real Madrid.

 

Las Vacaciones tipo “Puente”

 

En España existe una legal costumbre muy arraigada de utilizar días de vacaciones personales para unir con días feriados nacionales, construyendo “puentes de vacaciones” variables según el calendario de cada año.

Este año el feriado del “Día de la Constitución” corresponde al lunes 6 de diciembre, y el feriado del “Día de la Purísima” corresponde al miércoles 8 de diciembre. Con este contexto, la mayoría de familias españolas programaron unas vacaciones poniendo el día martes 7 como vacación personal y construyendo un “puente” desde el viernes 3 por la tarde hasta el jueves 9 de diciembre (cinco días), para lo cual se van tomando las previsiones a partir de enero de cada año.

En este año se estima que un aproximado de 200.000 familias programaron sus vacaciones a partir del viernes 3 por la noche. El viernes 3 (día de salida), era climatológicamente muy frío, con fuertes heladas y nevadas principalmente en las dos Castillas, Navarra (Pamplona), País Vasco, Galicia, etc. Los medios más usuales de transporte son el avión, el ferrocarril y la carretera. Los destinos preferidos son a países europeos y regiones españolas (en esta época se inicia la temporada de turismo de nieve). Se ha calculado que 600.000 pasajeros estaban queriendo viajar en esta fecha para poder disminuir los efectos colaterales negativos de la tormenta imperfecta e injusta que está cayendo a los hogares españoles con la crisis financiera.

El viernes 3 de diciembre a las 5 pm decenas de controladores del espacio aéreo piden la “baja médica” de manera simultánea y coordinada (aeropuertos de Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca). A las 6 pm la empresa que gestiona los aeropuertos (AENA) cierra el espacio aéreo español por falta de controladores, ocasionando un caos de navegación aérea con repercusiones en España y otros países, además de un caos en las terminales de ferrocarriles y de buses. Se dijo que era una huelga ilegal y salvaje que algunos catalogaron como un “Golpe de Estado tecnológico”. Las repercusiones económicas de esta huelga encubierta, dañan principalmente al sector turismo. Se habrían cancelado un estimado de 1.500 vuelos.

 

El Gobierno constituyó un Gabinete de Crisis y emitió un decreto que identifica que el sindicato de controladores aéreos ha secuestrado a la sociedad española con un chantaje inadmisible y autoriza al Ministerio de Defensa a asumir el control del espacio aéreo. Los 2.200 controladores son funcionarios con salarios anuales promedio de 350.000 euros (tres cientos cincuenta mil!!!) siendo los mejor pagados de Europa, ganando más del triple del salario del Presidente del Gobierno (100 mil euros al año). El Gobierno incrementó las rutas por ferrocarril y por bus (con limitantes por las condiciones climatológicas de las autopistas).

 

A pesar del decreto, continuó el cierre del espacio aéreo por lo cual el Gobierno emite a las 9 am del sábado 4 de diciembre el segundo decreto de “Estado de Alarma” con lo cual los controladores pasan a control del Ministerio de Defensa y en consecuencia, son regidos por el Código Militar. Los controladores vuelven paulatinamente a los puestos de trabajo y a las 4 pm del sábado se reabre el espacio aéreo en forma progresiva.

 

 

El Partido de fútbol Barça-Osasuna

 

La Liga Profesional de fútbol programó el partido Barça–Osasuna para el día sábado 4 de diciembre a las a 8 PM. El Club Osasuna es el equipo de la ciudad de Pamplona (Navarra) localizada a 450 kms de la ciudad de Barcelona. El día viernes previo al partido, había nevado en la ciudad incluyendo el campo de fútbol (Reino de Navarra), que determinó un gran esfuerzo del club para mantener en condiciones adecuadas el césped del campo de juego.

 

El FC Barcelona suele viajar el mismo día del partido utilizando la vía aérea para sus destinos, dado la carga de partidos nacionales e internacionales (el martes 7 de diciembre el Barça juega el último partido de la liguilla de Champions contra el campeón de Rusia: Rubin Kazán).

 

 

El viernes por la noche, cuando el Ministerio de Defensa asume el control aéreo, el Sr. Rosell (Presidente del Barça) se comunica con AENA donde le aseguran que el domingo por la mañana se abriría el espacio aéreo y se podría volar. El sábado 4 a las 9 am los jugadores estaban en el Camp Nou para ir al Aeropuerto, siendo informados que el aeropuerto continuaba cerrado. El Sr. Rosell se pone en comunicación con la Federación Española de fútbol donde le expresan que si no se puede volar, el partido será pospuesto para el domingo 5 a las 5 pm. Posteriormente (2 pm) el Barça recibe una comunicación de la Federación Española que el partido deberá ser jugado el sábado a las 8 pm (contradiciendo su anterior comunicación y a seis horas del partido).

 

Con escasas seis horas disponibles, el Barça viaja en tren de alta velocidad a Zaragoza y de allí en bus a Pamplona adonde llega a las 7:40 pm. Con el escaso tiempo, no se hace entrenamiento y solo con un breve calentamiento se inicia el partido a las 8.45 pm.  El resultado es conocido: gana el Barca 3 a 0, con números similares a los obtenidos ante el Real Madrid: Barça con 70% de posesión del balón; 15 disparos a puerta por 5 del Osasuna.

 

Es conveniente resaltar que el Barça fue recibido hostilmente por una afición que no solía tener dicho comportamiento. La afición de Pamplona fue intoxicada por los medios de comunicación de la “caverna mediática de la meseta” diciendo que Guardiola solo viajaba en avión y que quería jugar el domingo pese al esfuerzo que el Osasuna había hecho para tener el campo disponible, lo cual consideraban como falta de respeto (el Osasuna es entrenado por un ex jugador del Real Madrid: Camacho).

 

Esta falsa información fue rechazada por Guardiola expresando que se había actuado de acuerdo con la Federación Española y que al Barça no le convenía jugar el domingo dado que el martes siguiente tenía un encuentro de “Champions” con el Rubin Kazán.

 


Reflexión

 

Tengo la impresión que el Barça, mejor equipo del mundo con el mejor jugador del mundo, le será este año muy difícil ganar la liga a pesar de ser líder y del excelente juego que desarrolla.

Los intereses económicos, institucionales y mediáticos están a favor de la órbita del Real Madrid y se hará todo lo posible por aplicar tanto la vía civil como la criminal para parar al Barça.

 

El presupuesto del Real Madrid es de 442 millones de euros y el del Barça de 380 millones. Según Juande Ramos (entrenador del Real Madrid en 2008), el Madrid invirtió 500 millones en fichajes para vencer al Barça (objetivo que no ha podido conseguir). Su presidente, famoso empresario de la construcción, no puede permitirse otro fracaso deportivo. La Comunidad de Madrid, dirigida por el Partido Popular, apoya institucionalmente al club.

En los aspectos institucionales, además de centrarse en desestabilizar al Barça, se lanzan acusaciones de todo índole contra Guardiola, por su catalanismo, y a quien, desde la Federación Española no le “perdonarán” el apoyo que dio a la candidatura de Qatar (donde Guardiola jugó sus últimos años de jugador) para organizar el Campeonato Mundial de 2022. En efecto esta misma semana, la FIFA concedió la organización del campeonato mundial de fútbol 2018 a Rusia (derrotando a España) y para 2022 a Qatar.

En lo mediático, los periódicos deportivos de Madrid si el equipo gana, venden más productos (diarios, libros, videos). En caso contrario, pierden. Igual con los derechos televisivos y otros sub productos. Los medios de comunicación que giran en la órbita del Madrid son más numerosos y con más recursos que los que pertenecen a la órbita del Barça.

 

 

Por todo lo anterior, creo que van a ir a parar al Barça por lo “civil o por lo criminal”.

 

 

Barça 5 – Madrid 0: La manita más cutre…

Cutre:  Pobre, sucio, de baja calidad, tacaño, miserable…

El marcador fue, sin duda alguna, contundente.  Desde los tiempos de Romario no se daba un 5-0.  El juego, el fútbol, el jogo bonito, se dio solo de un lado, el blaugrana.  No se las estadísticas oficiales pero la posesión del balón debió rozar el 80-20%  En el segundo gol del Barça se hicieron más de 21 toques en menos de un minuto (uno cada tres segundos).  Fue el tiki-taka en su máxima expresión.  Orgásmico, como dijo Xavi hace unos días.  Un monólogo de fútbol.   Valdano dice que le deprime ver al Barça jugar tan bien.   Lo que debería deprimirle es ver a su equipo jugar tan mal, pero bueno, yo solo soy un pobre escribidor…

Algunos amigos aficionados del Real Madrid que trataban de poner buena cara a la triste realidad que había vivido, expresaban, tratando de explicar lo inexplicable, que solo eran 3 puntos, que faltaban muchos partidos…  Otros, mas avanzados de edad, de esos que ya han visto muchos partidos, no ocultaban su preocupación y su enfado por la imagen dada por su equipo.  Javier, un simpático andaluz que lleva 10 años en Santo Domingo, no culpaba ni a Mourinho ni a Cristiano Ronaldo, sino al que los trajo, al Presi Galáctico, Florentino Pérez….

Los calificativos mas escuchados de la tarde fueron abuso, baile, rendición, baño, humillación….  Y, entonces, ¿por qué me pareció cutre?

Verborreas versus futbol.  Llevo muchos años viendo “clásicos”, y este es el mas descafeinado que he visto.  Y no  por el resultado, sino por los modos, por las formas, por el estilo, por el modelo, por la forma de entender el futbol.  Por un lado, y desde la humildad parida en campos de tierra juveniles o infantiles de tercera división, se han afianzado en la cantera blaugrana verdaderas joyas del futbol mundial.  9 de ellos vestían la camiseta del Barça hoy.  Del Madrid, solo 1.  La gloria no es solo de Guardiola.  La simiente, como escribe hoy Martí Perarnau, fue labrada por Cruyff y Rexach, abonada por Van Gaal, cosechada por Rijkaard y ahora hecha monumento por Pep, justo hoy que se cumplen 111 años de la fundación del Barça.  Basta un ejemplo: Ganando 4-0 Guardiola ha metido a dos delanteros, canteranos por supuesto.

Por otro lado, por el blanco, fue decepcionante.  No por los goles encajados, sino por su dureza extrema y burda, su tacañería futbolística, su egocentrismo reflejado en su estrella mediática, sus pelotazos, sus rebotes. Lo de Cristiano Ronaldo con Guardiola no tiene nombre.  En mi vida había visto algo así.  Una falta de respeto total. Y luego, el baile de patadas alevosas.  Las piernas de Messi deben estar rojitas, rojitas.

Después vino el show de Sergio Ramos, uno de los jugadores mas sucios del futbol español, a punto de superar al campeón de todos los tiempos, Madridista también, el mano de piedra Hierro: en menos de un minuto abofeteó a Puyol, a Xavi y a Piqué.    Para finalizar, no se puede dejar de comentar la cobardía  cutre de su entrenador. Mourinho, fiel a su estilo, delató sus miedos cuando cambió a Özil por Lass.  Luego, según delata el diario AS, perdiendo cuatro a cero en el minuto 87 pretendía hacer entrar a Diarra…   Nada que hacer.  Son dos estilos, dos modelos antagónicos.  Luego el ¨Special One” soltó perlas en la rueda de prensa como que a lo mejor ellos llegarían a la final de la Champions y el Barça lo vería por televisión…  Ya se olvidaron sus comentarios sobre la falta de gol de Villa o el “vamos a ver si a nosotros nos meten ocho”.  Bueno, en esto si tienen razón.  Solo fueron cinco.

El deseo de una posible bicefalia futbolística se ha ido al carajo.  El duopolio no existirá  mientras un equipo siga basando su modelo futbolístico en los decretos del Generalísimo de antaño o en los favores inmobiliarios que Aznar le hizo a Florentino para diseñar aquella galaxia paralela a la nuestra que desde hace años, y sin aprender la lección,  la va chupando el agujero negro de la prepotencia cuasi fascista, la falta de humildad, y ningún título.

Hay dos tipos de fútbol: el del Barça y el que juegan todos los demás.

Polo, un joven periodista y bloguero, comentaba que andaba el entorno culé nervioso, preocupado, porque el equipo no arrancaba, porque no era el de las temporadas anteriores, porque no era capaz de ganar con comodidad los partidos en casa, porque Villa no marcaba, porque parecía que no tenían la forma física adecuada, porque el fantasma de Mou parecía comenzar a dominar al entorno culé,  porque…  Pero vino el partido contra el Sevilla y, con él, el alivio…

Yo discrepo.  Cierto es que contra el Sevilla, el Barça lució su versión más bella.  Pero ¿nerviosismo?  ¿preocupación?  Para nada!!!  Aún con la impredecible derrota ante el Hércules, el Barça lleva toda esta incipiente temporada jugando muy bien.  ¿Igual que los años anteriores?  Yo creo que es difícil comparar en este momento, donde apenas se llevan nueve jornadas, y donde los jugadores del Barça están recuperándose físicamente de una temporada 2009-2010  ciertamente dura, atascada de partidos regulares, irrazonables “amistoso”, mas el lastre del Mundial.   Los jugadores del Barça han tenido muy poco descanso.

El partido del sábado pasado contra el Sevilla no ha sido muy diferente a los otros partidos que ha jugado:  aplastante posesión, una docena como mínimo de oportunidades claras de gol, unos cuantos postes (las estadísticas reflejan 1 poste por partido), etc.   Mismo esquema táctico y mismo despliegue de talentos, alguno de ellos digno de ser guardado en la hemeroteca.  La diferencia es que el esfuerzo esta vez se vio compensado con goles, mientras que en los partidos anteriores,  la suerte se había cebado con los culés.

El Barça sabe a lo que juega, y lo viene haciendo desde hace muchos pero muchos años.  Antes, inclusive, de la época “moderna” para algunos, la de Rijkaard y Ronaldinho.  Es el estilo de la Masia, la generadora de talentos más exitosa del futbol mundial desde 1979.   Superior, me atrevo a decir, a la del Ajax, que fue francamente triunfante pero efímera.  Recuerdo a Luis Milla.  Una maravilla de centrocampista creador.  Cuando se fue, apareció un chaval que había sido recoge pelotas del club y que se llamaba Guardiola.

Después apareció un Iván de la Peña, uno de los futbolistas más bendecidos para jugar al fútbol marca Barça: toque rápido, desmarque, pared…. Se fue Iván y apareció un tal Xavi, que parece que tiene pegada con concreto la pelota a sus pies y una visión y agilidad mental inigualable.   He mencionado a cuatro jugadores canteranos de primer nivel internacional para una sola posición!!!!  Y he obviado a otras joyas para la misma posición del número 6 que por un motivo u otro tuvieron que salir del Barça, como Roger García, Albert Celades, Gerard López, Mikel Arteta, Cesc Fábregas….   ¿Y qué pasará cuando Xavi nos deje?   La Masía sigue, inexorable, produciendo esa posición que es clave para el juego del Barça: Thiago, Jonathan dos Santos, etc.

Cierto es que el Madrid va líder.  Líder, eso si, tras ganar a todos los equipos de la mitad de la tabla para abajo, sin haberse enfrentado aún a equipos fuertes, con hambre, como le empezará a tocar a partir de ahora.   Le esperan el Atlético, el Sporting y el Bilbao antes de visitar el Nou Camp.

Además de los benévolos caprichos del calendario que le han permitido ir en primer lugar a un punto del Barça, veo al Madrid  -tratando con todas las fuerzas humanas posibles de ser objetivo-, y no me gusta su juego.  Es predecible, repetitivo: recuperación de Xabi Alonso (hijo, por cierto, de un gran jugador del Barça) pelotazo, carrera de Cristiano o Higuain,  disparo a puerta, 37 rechazos y rebotes en el área chica, y gol.

¿Jogo Bonito?  Cero patatero.  ¿Tiki-Taka? Ni saben lo que quiere decir.  ¿Creación, toque, desmarque, pase, toque, disparo? Na’ de na.  ¿Efectivo?  Ya veremos.   La hora de la verdad empieza mañana, ante los colchoneros que no tendrán en frente, por primera vez en muchos años, al gafe de Raúl.  Desde mañana hasta mediados de Diciembre el calendario será duro para el Madrid, pero será sin duda el 28 de Noviembre donde el Barça, y su fútbol,  pondrán en su sitio al Real y a su impresentable y bocazas entrenador.

Hay dos tipos de fútbol.   Yo tengo muy claro con cual me quedo.